Twitter

10 razones por las que tu cuenta de Twitter no está funcionando

1. No tienes una estrategia definida

Lo primero que debes hacer es definir una estrategia. Tener muy claro cuáles son los objetivos que quieres alcanzar, si tu público objetivo está en esta red social, cuál es el mejor horario para escribir y cuál es será tu estilo de comunicación.

2. No estas ofreciendo contenido de valor

Hay que aportar valor a tu comunidad, darle algo a cambio, que les aporte y los haga quedarse. Para esto es necesario conocer tu público objetivo, entender cómo piensan, qué les gusta y cómo se comportan, para así ofrecerles los que realmente les interesa. Con esto logramos fidelizar los usuarios y podremos convertir más fácilmente.

3. No respondes a tu comunidad

Twitter es la mejor herramienta para tener un feedback de nuestra comunidad. Todos sabemos que la comunicación empresa-consumidor ha cambiado y debemos aprovechar el hecho de que ahora tenemos esta comunicación de dos vías para evaluar las fortalezas y debilidades, y mejorar.  Debemos ser capaces de escuchar y dar la cara como empresa.

4. No tienes conversación con tu público objetivo

Busca conversación relacionada a tus intereses. Puedes hacerlo buscando palabras claves en tu buscador o entrando a algún hashtag. Siéntete libre de incluirte en alguna conversación, pero primero asegúrate de que tengas algo relevante que aportar al diálogo.

5. Los tweets que publicas son siempre los mismos

Si siempre repites el mismo contenido, para tus seguidores aburrirás a tus seguidores y optarán por el famoso y no tan querido “Unfollow”. Es por esto que recomendamos crear una guía de contenidos que incluya:

– Tweets propios de la marca

– Promociones y descuentos

– Post del blog

– Imagenes

– RTs

– Conversación

– Compartir contenido de temas adecuado de la marca.

6. Tienes una cuenta de Twitter privada

El error más grande que puede cometer una marca en Twitter es tener su cuenta privada. Olvídate del candado y deja que todos vean tus tweets, ya que cualquiera puede ser un cliente potencial. Recuerda que nuestro principal objetivo es convertir.

7. Eres un fantasma

Si no tienes contenido no puedes esperar resultados. De nada te sirve tener una cuenta de Twitter si no la utiliza. Aprovecha las posibilidades que te da esta red social para conectar con tus clientes y posibles clientes aportándoles algo de valor.

8. Escribes muchos tweets seguidos para contar algo demasiado largo.

Los extremos no son bueno. Contaminar el timeline de tus seguidores con un montón de tweets llenos de texto, satura y cansa la vista. Lo recomendable es hacer un post en el blog con todo lo que quieres contar y escribir solo un tweet  (o dos en diferentes horarios) con la URL de tu post y que todo el que quiera saber más entre a verlo. De esta forma no invades el timeline de nadie y aumentas el número de visitas a tu blog.

9. Tweets llenos de hashtags y con URL infinitas

La anatomía de un tweet perfecto consiste en tener un tweet con no más 100 caracteres, así dejamos espacios para los RTs y comentarios.  Usar acortador de URL, para que esta no ocupe todo el tweet y no abusar del uso de hashtags, con uno o dos será más que suficiente.

10. No analizas tus contenidos

Es importante analizar todos los contenidos que publicamos en nuestra cuenta de Twitter porque de esta forma seremos capaces de saber si lo que estamos publicando está funcionando. Hay un montón de herramientas gratis y de pago que te ayudan a medir todo lo que sucede en tu cuenta. Como por ejemplo SocialBro, Hootsuite, TwitterCounter, Klout y muchas más.

Y un punto extra: ojito con saturar tus seguidores con demasiado RTs. Una cuenta debe ser capaz de crear su propio contenido. Hacer uno o dos RTs en la semana esta bien, pero no debemos contaminar el timeline.

Descubre la magia de crear concursos online en Bloonder

banner regalo

Comments are closed